Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Cómo ahorrar en comida

Cómo ahorrar en comida

Según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), un tercio de la comida producida en nuestro planeta acaba en la basura. Eso al año son unos 1.300 millones de toneladas.

Según la Comisión Europea, el despilfarro de alimentos en Europa es de 89 toneladas al año. Cada ciudadano tira a la basura 179 kilos de comida. Lo peor es que la mayoría de personas asocia este problema a supermercados y ultramarinos pero lo cierto es que en los puntos de venta sólo se pierde el 5%.

Tirar la comida es tirar el dinero, por ello aquí no encontrarás consejos sobre dónde encontrar las mejores ofertas para ahorrar en comida, sino sobre cómo gestionar los alimentos en casa:

– Planifica la compra. Ten claro qué vas a comer para saber qué necesitas y para cuantas personas. Ir a comprar con la lista evita improvisaciones y olvidos de última hora. Además revisa la despensa antes de salir de casa para no comprar lo que no necesitas.

– No te dejes seducir por las ofertas. Antes de decidirte por una oferta valora si realmente lo vas a consumir, especialmente aquellas que son más baratas por llevar más cantidad.

– No te cortes en pedir para llevar la comida que te ha sobrado en el restaurante. En muchos países como EE.UU es una práctica muy habitual.

– Mantén la despensa y la nevera ordenada de manera que siempre consumes primero los alimentos que compraste antes. Tampoco conviene tener la despensa muy abarrotada ya que se suelen olvidar alimentos en el fondo que se estropean.

– Conserva los alimentos correctamente. Pon en la nevera los productos frescos y lácteos y mantenlos tapados para que no se resequen. No laves la fruta y verdura antes de guardarla ya que la humedad la estropea y si crees que no te va a dar tiempo a consumirla, ponla en el congelador.

– La comida servida en el plato ya no se puede guardar, por ello, pon raciones pequeñas en los platos y si quieres más repite.

– No confundas la fecha de caducidad con la fecha de: “consumir preferiblemente antes de“. La primera indica el alimento ya no es apto para su consumo, la segunda sólo indica que el alimento está empezando a perder algunas propiedades como el aroma, pero el alimento puede seguir siendo apto para el consumo.

Por último, os dejo esto que me ha llegado a través de Ciclosfera. Se trata de un vídeo realizado por un chico francés que decidió emprender un viaje en bicicleta de 3.000 kilómetros alimentándose sólo de la comida que encontraba en la basura para denunciar la cantidad de alimentos que desperdiciamos.